10 de abril de 2018

Liga Navarra Alevín. Azkoyen - C.D. Amaya. 2-1

Bajo una intensa lluvia se disputó el partido en Las Luchas, el complejo deportivo municipal de la villa ribera. 

Desde el inicio fueron los visitantes los que llevaron la iniciativa en el juego creando varias ocasiones de gol. La más clara una jugada que iniciaron Urko y Eneko moviendo el balón desde atrás y que, tras ser tocado por casi todos los jugadores del equipo de una banda a otra, es rematado por Ibán de tiro raso cruzado estrellándose en el palo.

El dominio de Amaya se tradujo en otras dos buenas opciones: un tiro de Aitor centrado que blocó el meta rival. Otro lanzamiento desde fuera del área de César que el arquero despejó a corner.

La solvencia defensiva mostrada por los rojos consiguió que los de Peralta solo rematasen en una ocasión a puerta, durante el primer tiempo. Un buen golpeo que iba a la escuadra y que Pablo se encargó de enviar a corner en una excelente parada.

En la reanudación los de Iruñea continuaron trenzando buenas jugadas de ataque, con César y Aitor acertados en la distribución y Marco, Egoitz y Aimar entrando peligrosamente por las bandas.

En torno al minuto ocho del segundo tiempo Isaac, regatea a un contrario y filtra un gran pase para Ibán, que no perdona y envía el cuero a la red ante la salida del portero.



Los rojos tuvieron varias opciones para conseguir el segundo: Lucas remató fuera por poco una buena jugada colectiva, Urko de fuera del área puso el esférico a un palmo de la cruceta, otro tiro de Isaac salió desviado a la izquierda, una falta botada por Aitor acabo en corner, y no vieron puerta varios lanzamientos de esquina magníficamente sacados por Egoitz.

En el minuto veinte, en una rigurosa falta pitada al borde del área de la portería defendida por Haritza, el ocho de los locales empató el partido, en el que fue el primer lanzamiento a puerta del Azkoyen en la segunda parte.

Cinco minutos después, los blancos remataron un saque de esquina. Los chicos de Amaya aseguran que sacaron el cuero claramente sobre la línea, pero el árbitro no entendió lo mismo y subió al marcador el segundo de los locales.

Los de Pamplona no se vinieron abajo y trataron de igualar el partido a base de pelea, esfuerzo y buen fútbol. Generaron otras dos claras ocasiones: una falta brillantemente ejecutada por César que salió rozando el larguero. Un corner que Egoitz puso al primer palo y que Ibán a punto estuvo de rematar a gol.

Los chicos de Amaya completaron un magnífico partido, a pesar de lo injusto del marcador. Toca seguir disfrutando entre amigos de este deporte al que cada vez juegan mejor, con el convencimiento de que jugando así los resultados no tardarán en llegar.









No hay comentarios:

Publicar un comentario