17 de abril de 2018

Liga Navarra Alevín. Oberena - C.D. Amaya. 3-4

Encuentro disputado en la mañana del domingo que los chicos de Amaya afrontaron con muchas ganas y las ideas muy claras. Desde el inicio salieron a presionar fuerte, con gran intensidad defensiva. Abriendo el campo y combinando con sentido en ataque.

Los primeros minutos se jugaron en el medio campo de Oberena. Así, en el minuto cuatro, tras una buena jugada colectiva, César lanza un potente disparo a puerta. El portero repele el cuero y Aimar, que había seguido muy atento la jugada, se hace con el rechace para marcar el cero a uno.


Un minuto más tarde, Aitor lanza una falta con efecto, que se estrella en el larguero y el poste. Tres minutos más tarde, en un explosivo contraataque, Ibán se va en velocidad de los dos centrales y tras conducir el esférico unos quince metros regatea al arquero y marca el cero a dos.

En la segunda mitad del primer tiempo disfrutamos de un choque trepidante con ocasiones en ambas porterías. Los visitantes entraban por las bandas con Marco, Egoitz y Aimar, pero sus remates no lograron el tercero. Los locales consiguieron marcar una de ellas, llegándose al descanso con el resultado de uno a dos.

En la reanudación, los manguiverdes apretaron en busca de empate. Lo consiguieron al transformar un más que dudoso penalti pitado en el minuto treinta y cinco.


Los rojos demostraron ser un equipo con personalidad, que no se da por vencido y que sabe sobreponerse a las adversidades. Volvieron a adueñarse del partido, sobre la base de un gran trabajo defensivo de todos y cada uno de los jugadores. Empezando por Pablo, que completó un partidazo deteniendo todo lo que Oberena tiró a puerta. Con Eneko, Sebas y Urko intratables al corte y acertados en la circulación de balón, dando la seguridad que el equipo necesitaba para ir a por el partido.


Lucas, Isaac e Ibán volvieron a presionar con ambición arriba y los rojillos pasaron a controlar el centro del campo y a acechar la portería rival. De esta manera, en torno al minuto diez, en un libre directo lanzado por Aitor lograrían el dos a tres.

Supieron sufrir y pelear cada balón, como Ibán que sacó una falta en su disputa con los centrales en torno al minuto veinte. Falta que bien lanzada por César se convirtió en el dos a cuatro. 





Mostraron gran solvencia defensiva e inteligencia para calmar el partido en los diez minutos que quedaban. En el descuento, Oberena logró el tres a cuatro pero los de Beloso se llevaron los tres puntos, una gran sonrisa, y el convencimiento de que manteniendo esta dinámica de juego van a disfrutar de muchas alegrías.

Pulsa aquí para ver más fotos y videos del partido.


Anónimo

No hay comentarios:

Publicar un comentario