16 de mayo de 2018

Fútbol 8 Alevín. Liga Navarra. Amaya - Azkoyen

El cuadro local saltó al césped con mucha intensidad y circulando con criterio el esférico, desde el pitido inicial. Así, llegaron las primeras ocasiones de gol: una falta botada por Aitor que se fue alta y un disparo lejano de César. 

Sin embargo, fueron los blancos los que inauguraron en marcador en el minuto diez. Solo tuvieron otra ocasión en toda la primera parte, un lanzamiento desde fuera del área que Haritza blocó con seguridad. 

Los rojos no se vinieron abajo, y siguieron dominando el choque combinando bien en ataque generando nuevas ocasiones de gol. Las más claras, un tiro al larguero de Aimar, una de Ibán delante del portero y varios lanzamientos de esquina. Ninguna de ellas se materializó y fuimos al descanso con el cero a uno. 

La segunda parte comenzó con Amaya volcado sobre la portería rival en busca del empate. Con Urko y Eneko muy seguros, tanto en defensa como en el inicio del juego de ataque, trenzaban buenas jugadas alternado las incursiones por las bandas con Aimar, Marco y Sebas, con llegadas por el carril central.



El uno a uno fue obra de César al transformar un libre directo, en el minuto treinta y cinco, de un zurdazo duro por el palo del portero. Poco después, en un rechace tras un córner se volvía a adelantar el Azkoyen. 

Los de Beloso, fieles a su estilo, siguieron desplegando un juego atractivo y generando peligro. A doce para el final, Aitor desde dentro del área finaliza una jugada colectiva igualando nuevamente el marcador. Isaac a punto estuvo de adelantar a los rojos pero no acertó frente al cancerbero visitante. 

Con empate a dos, Pablo evitó que los riberos tomasen ventaja deteniendo una falta. No pudo hacer lo mismo en un posterior saque de esquina. Poco le duró la alegría al cuadro visitante. Dos minutos después, una falta señalada sobre la línea de fuera de juego, es aprovechada por Aitor para poner el cuero en la escuadra igualando nuevamente el choque. 

Amaya se lanzó a por la victoria en el tramo final del encuentro. Victoria que merecía y bien pudo llegar en la última jugada del partido: una falta sacada por Aitor que Urko prolonga de semichilena para que Ibán, muy atento, remate de cabeza. El arquero del Azkoyen detuvo el balón, no hubo tiempo para más y el partido terminó con empate a tres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario