6 de mayo de 2018

Liga Navarra Alevín. Txantrea - C.D. Amaya 7-4

Partido disputado en la mañana del sábado en el barrio pamplonés. En los primeros minutos fueron los locales los que tuvieron mayor posesión. Amaya se defendía ordenadamente y dispuso de un par de ocasiones para marcar. 

En torno al minuto quince los rojos encajaron un gol en propia puerta. Al equipo no le sentó bien, y en el tiempo restante para finalizar la primera parte recibió otros cuatro. Algunos por errores en la salida de balón y algún otro de mala fortuna, poniendo un cinco a cero en el marcador que no se correspondía, para nada, con lo visto sobre el césped. 

Tras el descanso, los rojos volvieron a demostrar que son un equipo con mucha personalidad y una gran confianza en su forma de jugar. A pesar de encajar otros dos goles al comienzo de la segunda mitad, de tener ausencia de jugadores importantes, de haber encajado por tratar de salir con el esférico jugado desde atrás, no se vinieron abajo e hilvanaron buenas jugadas empezando a mover el cuero desde la portería defendida por Pablo. 

Desplegaron un fútbol vistoso y empezaron a marcar goles. El primero fruto de una jugada colectiva que acaba con un centro chut de Egoitz, que es despejado por la defensa. El rechace le cae a César que lo remata a la red. Poco después, Aitor cuelga una falta y Aimar, desde el punto de penalti, la remata hábilmente con el pie consiguiendo el segundo. 

La segunda mitad fue dominada por los de Beloso que materializaron otras dos dianas. La tercera la consiguió Aitor al ejecutar inteligentemente una falta, pillando desprevenido al portero local. 

La cuarta fue obra de Marco, tras desmarcarse entre el central y el lateral, recibe una gran asistencia de César y gana el uno para uno al meta txantreano. Merecido gol que premia el buen juego de todo el bloque en la segunda mitad, y especialmente; el esfuerzo, el coraje, el buen hacer y la excelente actitud de Marco durante toda la temporada. 

Destacar la capacidad de reacción del equipo en los segundos treinta minutos. Así como, la fortaleza mental con la que este grupo de amigos, que forman un equipazo, afronta las situaciones difíciles. Toca disfrutar, aprender de los errores y seguir creciendo tanto en lo futbolístico como en lo humano.



Anónimo

No hay comentarios:

Publicar un comentario