29 de octubre de 2018

Futbito Txiki 9 años. Redin-C.D.Amaya

Derrotados con orgullo
------------------------------------------------------------------------------
Redin y Amaya ofrecieron un gran espectáculo en la mañana del sábado con muchos goles y no menos corazón. Los blancos terminaron llevándose el partido gracias a su pegada y al dorsal número 5 que dio una autentica exhibición al publico asistente de juego en equipo y talento.

El partido comenzó muy disputado entre los dos equipos y con mucho fútbol en el centro del campo. Amaya, fiel a su filosofía, intentaba salir con el balón jugado pero un Redín muy bien plantado impedía las intentonas por llegar al área de estos. Durante los primeros minutos no hubo un dominador claro del encuentro, sin embargo una polémica decisión arbitral haría decantar a la postre el marcador para los locales.

Un empujón a Bastias dentro del área visitante le hizo caer al suelo tocando el esférico involuntariamente con el brazo al intentar amortiguar la caída. El colegiado señaló la pena máxima y el Redín no falló.

Todavía el conjunto rojillo estaba asimilando el gol cuando los locales aprovecharon el desconcierto rival para poner tierra de por medio y establecer el 2-0 en el luminoso.

Amaya siguió intentado acortar distancias pese a la buena defensa que tenía enfrente. Jon, que se estaba mostrando muy incisivo por la banda izquierda fue el encargado de acercar a su equipo en el marcador al batir por bajo al guardameta rival.

El segundo cuarto fue una autentica pesadilla para los rojillos que sin haber empezado ya estaban casi pidiendo la hora para que la agonía terminase cuanto antes. Y la culpa de ello la tuvo la entrada en el terreno de juego del dorsal 5 del conjunto blanco. El rubio no solo jugaba y hacía jugar a su equipo sino que se gustaba y dejaba detalles de magia que rara vez se ven en fútbol txiki.

Un total de 5 goles consecutivos cayeron en la portería rojilla que no daba crédito a lo que estaba pasando: Estaban recibiendo la misma medicina que ellos mismos habían aplicado la semana anterior al Xota.

Pero todo drama llega a su fin y el segundo cuarto acabó dando comienzo a un tercero con pocas opciones de victoria para los de Amaya. Sin embargo, el conjunto de la ciudad deportiva salió a morir con las botas puestas y durante los siguientes 24 minutos dio una autentica exhibición de corazón y rasmia.

Los rojillos se comieron por completo al rival durante este tercer cuarto. Oihan sacando de manera exquisita el balón desde abajo, Peio haciendo un derroche de fuerza espectacular, Saigots aportando su magia y Bastias su pegada consiguieron neutralizar por completo al equipo blanco y comenzaron a acercarse en el marcador. Sendos dobletes de Saigots y de Bastias, resultado de preciosas jugadas colectivas, establecieron el 7-5 en el luminoso al final de estos 12 minutos.

La entrega del quinteto anterior resultó ser contagiosa para los rojillos que disputarían el último cuarto y el nivel de intensidad no bajó. Durante estos últimos minutos el partido fue un toma y daca con los dos equipos dándolo todo. Peio sobresaliente todo el partido, repartió numerosas asistencias a Jon pero el gol se resistía esta vez. Mientras, el Redín aprovechaba sus ocasiones y mataba el partido con un 10-5. Pese a todo, el conjunto rojillo lo siguió intentando hasta el final y Jon tuvo el justo premio del gol.

A los locales les daría tiempo una vez más de batir la meta de Xabi antes del pitido final dejando el marcador en un 11-6.

Amaya cayó esta vez en el campo del Redín pero con muy buenas sensaciones y con el orgullo intacto pese a lo abultado del marcador. La satisfacción personal recibida al dar el máximo esfuerzo por conseguir algo primó sobre la tristeza de la derrota en los jugadores rojillos a la salida de los vestuarios.



Jorge Palacios Zaratiegui

No hay comentarios:

Publicar un comentario